martes. 25.06.2024
casa-sola-residencial-en-venta-en-fraccionamiento-villas-del-guadiana-v-mixto-durango-5185_opt
La gran mayoría son adquisiciones por parte de las propias entidades bancarias y otras provienen de ejecuciones por impagos

Los buenos datos en la compra venta de vivienda tienen en el verano un momento del año más para confirmarse. Según informa Iberia Real State, compañía líder en la gestión de ventas inmobiliarias procedentes de bancos, la compra de pisos propiedad de la banca crece un 30% durante los meses de verano.

El porqué de que sea en esta época del año cuando se produce tal crecimiento obedece a que los bancos tratan de incentivar las compras a través de atractivas ofertas y bajadas de precio, con una media que supera el 35% sobre el valor original. Se planifican campañas activas cada verano en la que pueden encontrarse inmuebles a un precio realmente competitivo.

La procedencia de estos pisos es diversa. La gran mayoría son adquisiciones por parte de las propias entidades bancarias y otras provienen de ejecuciones por impagos tanto al sector como al Estado. Aproximadamente el número de activos adjudicados o recibidos en pago tiene un valor superior a los 80.000 millones de euros.

Tal y como apuntan desde Iberia Real State, el principal atractivo son los inmuebles de costa y que desde 10.000€ se pueden adquirir. Muchos de ellos se compran como residencia vacacional o por el mero hecho de especular con la propiedad. Aunque también es cierto que existen otras propiedades en las grandes ciudades que resultan interesantes a ojos de los compradores, sobre todo a las parejas jóvenes que buscan independizarse e iniciar una vida en común.

El perfil del comprador, por tanto, tiene en el público joven el máximo exponente ya que el 70% de las compras las realizan personas entre 30 y 35 años y las destinan a primera vivienda o a residencia vacacional.

Actualmente cerca de 20.000 pisos pertenecientes a la banca se ofertan los meses que van de Junio a Septiembre.

La compra de pisos propiedad de la banca crece un 30% durante el verano