sábado. 22.06.2024
Geely_assembly_line_in_Beilun,_Ningbo_opt

El grupo PSA ha decidido parar hasta nueva orden el lanzamiento del nuevo Opel Corsa, que ya en su día la multinacional americana General Motors, hasta hace tan solo unos días propietaria de Opel, retrasó del 2018 al 2019. El motivo para esta nueva demora es que el grupo francés está gestionando el nuevo reparto de los modelos en las distintas fábricas, ya que PSA es libre para implementar sinergias.

Este anuncio deja en el aire el proyecto que anunció GM a finales de 2016 por el que la planta de Figueruelas (Zaragoza) producirá en exclusiva para todo el mundo la futura generación del Corsa, en 2019. En la actualidad, comparte la fabricación con la factoría alemana de Eisenach. Un plan que incluía también que Zaragoza elabore el Adam y traspase la fabricación de la nueva generación de Mokka X, que produce actualmente

No obstante, pese a este futuro incierto, los sindicatos de Figueruelas están tranquilos por la alta productividad de la fábrica y porque es una planta que los directivos de PSA conocen a la perfección con motivo de la alianza que se alcanzó en el 2012 entre PSA y GM, y que el próximo junio se materializará de nuevo en la producción del Citroën C-Aircross, un modelo que ha sido "desarrollado de forma conjunta por PSA y GM junto al Crossland X".

El lanzamiento del nuevo Opel Corsa se retrasa de nuevo